Inversión en Dividendos

Los dividendos que reparten las empresas a sus accionistas representan una inversión muy interesante para generar ingresos pasivos. Asignar un monto mensual para comprar acciones y reinvertir los dividendos es una buena estrategia para ayudarnos a pagar las facturas de la casa. En el Club ayudamos a nuestros miembros a elegir las empresas más seguras para invertir por dividendos.

Mejores artículos sobre dividendos

4 mejores acciones para dividendos mensuales

4 acciones de dividendos mensuales para pagar tus facturas

Las 4 mejores empresas con acciones que reparten dividendos mensuales con las que pagar tus facturas. No te lo puedes perder!

Dividendos Santander Actualizados - Próximos & Históricos

Dividendos Santander

Consulta sus principales métricas, Próximos dividendos, Histórico de dividendos. Tanto en tablas como en gráficos que se actualizan automáticamente con nuevos datos.

Calendario de Próximos Dividendos

¿Qué son los dividendos?

En la bolsa o mercado de valores se ajustan, mediante oferta y demanda, el valor de las acciones de una gran variedad de empresas. Cuando invertimos en una empresa en realidad estamos comprando participaciones, es decir, que nos estamos convirtiendo en propietarios de una pequeñísima parte de la empresa.

Como consecuencia de tener en propiedad participaciones, también tendremos derecho a recibir una parte de los beneficios. Esto es lo que se conoce como reparto de dividendos.

Como veremos más adelante, no todas las empresas reparten dividendos ni están obligadas a ello.

¿Cómo se reparte el dividendo a los accionistas?

El reparto de dividendos es un proceso muy sencillo para el accionista. Básicamente no tienes que hacer nada 🙂

Simplemente con mantener las acciones en propiedad, tu banco o broker te ingresará en tu cuenta el dinero correspondiente al dividendo.

En la mayoría de los casos será el importe neto, es decir, con la retención de impuestos ya aplicada.

Calcular la cuantía del dividendo que nos van a pagar.

El dinero que deben pagarnos por dividendos se puede calcular de una manera muy fácil si tienes acceso a los datos adecuados.

Las empresas que reparten dividendos establecen la cuantía de dividendo anual y la frecuencia de pago a lo largo del año. Aunque cabe destacar, que esto puede cambiar en cualquier momento y por ello es muy importante elegir buenas empresas si queremos invertir por sus dividendos.

Por ejemplo, imaginemos que Coca Cola (KO) ha anunciado un dividendo de 1,64 dólares por acción y que su frecuencia de pago es trimestral. Esto significa que harán cuatro pagos de 0,41 dólares a lo largo del año. Todo ingresos en bruto.

En caso de que tuviéramos más de una acción de Coca Cola (KO), como todos los datos son por acción, tendríamos que multiplicar las cantidades por el número de acciones que tenemos.

Continuando con el ejemplo anterior, si tuviéramos 10 acciones de Coca Cola (KO), nuestro dividendo anual a percibir sería 16,4 dólares en cuatro pagos de 4,1 dólares.

¿Por qué las empresas pagan dividendos?

El pago de dividendos es una decisión totalmente voluntaria de la junta directiva de la empresa. Precisamente por ser de carácter voluntario la retribución al accionista se crea una imagen de confianza y estabilidad en las empresas que llevan muchos años consecutivos distribuyendo beneficios entre sus accionistas y además aumentándolos con el tiempo.

Una empresa que lleve más de 40 años repartiendo dividendos y además aumentándolos año tras año, da una señal inequívoca del buen hacer financiero de su junta directiva.

Generalmente las empresas más sólidas tienen una política muy clara de reparto de dividendos al accionista y además llevan haciéndolo muchos años y seguirán en el futuro.

Este hecho es un incentivo de inversión en la empresa y manda un mensaje muy claro sobre su futuro, lo cual hace que más inversores depositen su confianza en ella, aumente su estabilidad y debido a la demanda su precio por acción.

Es un efecto bola de nieve pero ello no significa que sólo las mejores empresas reparten dividendos. Muchas empresas exitosas como Tesla (TSLA) o Netflix (NFLX) no tienen una política de dividendos y probablemente nunca la tendrán. Esto no es ni bueno ni malo desde el lado de vista del negocio ni del accionista. Simplemente este tipo de empresas no entran en nuestra estrategia de inversión por dividendos.

La política de dividendos.

Todas las empresas, aunque no sea de facto, tienen una política de dividendos. Esta política dicta la cuantía de dividendo a pagar por la empresa a los accionistas y también la frecuencia con la que los dividendos serán distribuidos a lo largo del año.

Cuando una empresa obtiene beneficios, deben decidir qué hacer con ese dinero. Si piensas sobre ello, en realidad sólo pueden hacer tres cosas con las ganancias:

Reinvertir los beneficios en el negocio, tanto en forma de liquidez como equipamiento, infraestructura o recursos humanos.
– Liquidar deuda.
– Pagar dividendos a los accionistas o recomprar sus propias acciones.

La política de dividendos es una factor importante a tener en consideración cuando decidimos en qué empresas invertir.

¿Cómo saber cuándo pagan dividendos las empresas?

Como hemos dicho anteriormente cada empresa tiene una política de dividendos distinta en la que detallan la cuantía del dividendo además de la frecuencia de pago a lo largo del año.

Cada vez que se vaya a abonar un dividendo deberemos estar atentos a dos fechas importantes: La fecha ex-dividend y la fecha de pago que es en la cual se abona el dividendo.

Todos estos datos podrás consultarlos en los informes interactivos y tablas que tenemos en StopDayTradingClub y que actualizamos a diario o ir buscando la información en internet empresa por empresa 😉

¿Qué es el Ex-Dividend Date y por qué es importante?

El término “ex-dividend date” es un anglicismo que podemos traducir como “fecha sin dividendo”, es decir, es la fecha límite en la cual se tendrá en cuenta a los tenedores de acciones como beneficiarios del próximo reparto de dividendo.

Dicho de otra manera y para el caso que nos ocupa, es la fecha antes de la cual debemos comprar o mantener acciones para que nos paguen el dividendo correspondiente.

¡Pongamos un ejemplo! Imagina que he hecho una investigación en los informes de StopDayTradingClub y he decidido comprar acciones de Microsoft (MSFT) para recibir dividendos. El próximo paso será fijarnos en la fecha “ex-dividend” que pongamos es 22/03/2021 y la “fecha de pago” que por ejemplo será 12/04/2021.

Si compras acciones antes de esa fecha recibirás el dividendo correspondiente en la “fecha de pago”. En caso de que se te haya pasado la fecha y compres después, deberás esperar hasta la próxima distribución de dividendos, por eso es tan importante la fecha ex-dividend.

Recuerda que cada empresa distribuye el reparto de dividendos de distinta manera a lo largo del año. Algunas son anuales, otras semi-anuales, trimestrales e incluso mensuales. En cada caso a cada reparto le corresponde una fecha ex-dividend y una fecha de pago.

¿Cuándo se paga el dividendo?

El día que se abona el dividendo en tu cuenta corresponde con la “fecha de pago” que podemos ver para cada empresa en los informes del StopDayTradingClub o buscándolos por internet para cada empresa.

¿Cómo afecta al precio de la acción el pago del dividendo?

Este es un tema importante a tener en consideración. En la fecha ex-dividend la empresa separa una parte de su capital para destinarlo al pago de dividendos. Por ello existe una fecha ex-dividend y una fecha de pago separadas en el calendario.

Esto se debe a que en la fecha ex-dividend la empresa sustrae una parte de su capitalización de mercado que ya no le pertenece sino que es de los accionistas. En dicha fecha ocurre esta sustracción de la capitalización de la empresa, es decir, se aparta el dinero para distribuirlo posteriormente en la fecha de pago.

Debido a esto y lógicamente, en día de fecha ex-dividend las acciones de la empresa tendrán un precio más bajo cuando abra el mercado bursátil. Normalmente el precio al que abren es el resultado de sustraer el dividendo a pagar del precio de la acción del día anterior. Veamos un ejemplo.

Imaginemos que Coca Cola (KO) va a repartir un dividendo de 0,41 dólares trimestralmente y cotiza a 50 dólares la acción. Luego cuando llegue la fecha ex-dividend se espera que cuando abra la bolsa la acción de Coca Cola (KO) cotice a 50-0,41= 49,59 dólares.

Esto es normal y no nos debe preocupar ya que normalmente la acción recupera su valor si hemos elegido una buena empresa donde invertir.

¿Qué pasa si no se pagan?

A efectos legales no pasa absolutamente nada. Como hemos dicho anteriormente, las empresas no están obligadas a distribuir sus beneficios entre los accionistas y pueden cambiar su política de dividendos en cualquier momento sin que haya derecho a réplica por parte de los accionistas.

Esto puede ser debido a sucesos imprevisibles que afecten al funcionamiento de la empresa y esta decida suspender el dividendo al destinar ese dinero a otras partidas para poder superar una mala racha.

Como ves, es sumamente importante tener acceso a información y datos de calidad para poder elegir las mejores empresas. Aquellas que a pesar de crisis económicas y otras adversidades han conseguido pagar y aumentar el dividendo ininterrumpidamente durante muchos años por su buen hacer y previsión.

¿Qué es el dividendo en acciones o scrip dividend?

Cuando una empresa decide retribuir a sus accionistas con acciones en vez de con dividendos significa que ha elegido pagar con un scrip dividend.

Los scrip dividend normalmente corresponden con acciones de nueva creación por parte de la empresa en vez de las existentes.

Para inversores por dividendos como nosotros no es un buen signo encontrar que una empresa esté repartiendo acciones en vez de dividendos. En la mayoría de los casos es debido a que no tienen la liquidez suficiente para afrontar el pago de la distribución de dividendos.

¿Cómo tributan los dividendos?

Este apartado se refiere a la legislación española.

Según la Ley 35/2006, de 28 de noviembre; del irpf, los dividendos se consideran rendimientos de capital mobiliario.

Por lo tanto las personas que reciban un ingreso por dividendos deberán integrarlos en la base imponible del ahorro en su declaración de la renta, tributando al tipo que corresponda.

Normalmente los tipos impositivos varían entre el 19 y el 23 por ciento de retención dependiendo de la cantidad a percibir, que en 2020 fija el mínimo en 6000 euros y el máximo en 50000 euros.

En caso de que nuestras acciones provengan de empresas de otros países, como por ejemplo en mi caso de Estados Unidos, hay que tener en cuenta que cada país cuenta con su propia normativa fiscal. Por ello si invertimos en un país extranjero debemos asegurarnos que existe un convenio de doble imposición entre países, así nos evitaremos pagar impuestos en el país de origen de la empresa y en el que residimos.

En el caso de invertir en Estados Unidos desde España, sí que existe un convenio de doble imposición, por lo tanto solo pagaremos los impuestos en Estados Unidos y normalmente nuestro broker se encarga de todo si rellenamos el formulario W-8BEN que es bastante sencillo.

Además Estados Unidos premia a la inversión extranjera y le aplica la mitad de retención que a los propios estadounidenses. Actualmente solo me retienen un 15%.